RECICLA: salvando el planeta

Reciclaje

Reciclar: tarea de todos #laalacenademorecicla

Tenemos motivos más que suficientes para reciclar. El planeta está constantemente recordándonos que así no vamos bien…

Solo ver noticias como la que leíamos hace poco,”En 2050: habrá más plásticos que peces en los océanos“, debería hacernos reflexionar.

Reciclar es responsabilidad de todos y nos hará sentirnos mucho mejor. ¿te apuntas al cambio?

¿Qué conseguimos reciclando?

  1. Ahorro en materias primas: reciclando papel, vidrio y plástico se reduce la cantidad de materia prima necesaria. De ese modo ahorramos recursos naturales para fabricar los nuevos productos.
  2. Ahorro en energía: reciclando reducimos la cantidad de energía necesaria para obtener materias primas. Así conseguimos generar menos CO2, reduciendo el efecto invernadero, contribuyendo a la lucha contra el cambio climático.
  3. Cuidado del medio ambiente: reciclando evitamos que los residuos lleguen a nuestros ríos y mares.
  4. Nuevos productos reciclados: muchos objetos que consumimos a diario provienen de materiales reciclado. Estos necesitan menos agua y energía para ser producidos.

Para no rendirte, debes crear en casa un rincón para el reciclado. De esta manera conseguirás que todos colaboren. Recuerda: reciclar es tarea de todos!

Lo mejor es hacerse con unos cubos para poder diferenciarlos. Si optas por cubos normales, puedes escribir en ellos para qué es cada uno, con un rotulador o pegatina.

Si tienes poco espacio, hay unos centros de reciclado compactos o apilables de colores que nos facilitan esta tarea. En una cocina pequeña o galería encajan perfectamente:

armario reciclaje

Armario reciclaje compacto

¿Y qué residuos van en cada contenedor?

Contenedor amarillo

  • Botellas y envases de plástico: productos de higiene y limpieza, bandejas, evoltorios, tarrinas y bolsas.
  • Envases metálicos: bandejas de aluminio, latas, botes de desodorantes, aerosoles, tapas y tapones metálicos.
  • Bricks: de leche, zumo, sopas, etc.

Contenedor azul

  • Papel y cartón: envases de alimentación, productos congelados, de zapatos, papel de uso diario, etc.

Contenedor verde

  • Botellas de vidrio: vino, licor, cerveza, cava
  • Frascos de vidrio: perfumes, colonias,..
  • Tarros de alimentos: conservas, vegetales, mermelada, etc.

Contenedor naranja (no en todos los sitios hay)

  • Restos orgánicos: no en todos los sitios existen. En su defecto, los restos orgánicos irían al contenedor gris.

Contenedor gris

  • Contenedor de restos, donde depositaríamos todo lo que no hemos podido separar en los anteriores.

Recuerda que cada envase u objeto que reciclas, suma. No cambiaremos de hoy para mañana, pero dejaremos un futuro mejor.

Y tú, ¿reciclas? ¡Cuéntanos en los comentarios tus experiencias reciclando!

¿Quieres recibir las recetas por correo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los comentarios están sujetos a moderación, asegúrese de haber leído las normas de participación.